Entradas para la ópera por 1 euro

Habíamos escuchado que el edificio de la ópera era uno de los más importantes símbolos decimonónicos de la ciudad y no queríamos perdérnoslo.

Como ya os contábamos, nuestra visita a Budapest coincidió con días festivos y nos encontramos muchísimos lugares cerrados, así que cruzamos los dedos para encontrarlo abierto al público ¡y tuvimos suerte!

Fachada ópera Budapest nocturna

La primera función se llevó a cabo el 27 de septiembre de 1884

Comprobamos con antelación que tanto el día de Nochebuena como el de Navidad había función, y aunque en principio lo único que nos interesaba era conocer el edificio en sí, decidimos acudir a una representación.

Compramos las entradas online por miedo a quedarnos sin ellas, ya que era navidad. Lo hicimos a través de esta web (https://www.jegymester.hu), la única que encontramos aunque no estamos seguros de que sea la oficial.

¡Vaya precios tiene la ópera!

Pero lo que descubriríamos a continuación nos dejo totalmente asombrados: ¡entradas a partir de 300 florines húngaros!

En realidad, en un primer momento pensamos que nos estábamos equivocando, ¿cómo puede costar la localidad más cara 12 euros? ¡y por un euro ya era posible adquirir una butaca! Los precios oscilaban entre los 300 y 3600 florines.

Ahora había que elegir la función. Entre las disponibles, nos hubiera gustado asistir a una representación del ballet clásico El Cascanueces pero estaba programado para la noche del 24 y ya teníamos otros planes para ese día, así que elegimos una ópera para la noche del 25 de diciembre.

Árbol de navidad en la ópera de Budapest

Abeto navideño en el interior del edificio

El proceso de reserva es muy sencillo, en una primera pantalla te aparecen las obras y fechas disponibles, basta seleccionar la obra que quieres ver y el horario elegido.

A continuación, te dirige a un mapa del recinto donde puedes seleccionar la butaca en función de disponibilidad y tarifa. La platea tiene las butacas más caras, entre 3600 y 1500 florines según la proximidad al escenario.

Nosotros elegimos dos asientos en una galería lateral superior por 500 florines, poco más de un euro y medio por persona, que nos sirvió para comprender que la ópera no es lo nuestro.

En cualquier caso, disfrutamos del edificio y de la posibilidad de acudir a este espectáculo el día de navidad. Si no sois grandes aficionados, la visibilidad desde este punto es mas que suficiente para disfrutar del espectáculo.

Interior de la Ópera de Budapest

Interior del edificio de la ópera

Un dato a tener en cuenta es que la temporada de ópera va de finales de septiembre hasta primeros de julio como muy tarde, por lo que durante los meses de verano la opción para visitar el edificio será la visita guiada.

Se llevan a cabo cada día entre las 3 y las 4 de la tarde, no es necesario reservar y se realiza en diferentes idiomas, entre ellos el español.

Para quitarse el gusanillo de acudir a una función ofrecen lo que ellos denominan mini concierto, que consiste en una breve actuación de 5 minutos durante los cuales una cantante de ópera deleita a los asistentes al tour con dos arias desde la escalera principal del edificio.

Escalera de la opera de Budapest

Escaleras de acceso a los palcos

El precio del mini concierto son 2,5 euros por persona y se paga aparte del tour, que cuesta 11,5 euros. Como dato curioso, hay que añadir 500 florines al precio final si se pretenden tomar fotografías durante el tour.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.