La Rotunda de Mosta

Si algo llama la atención de los visitantes de Malta es el desproporcionado tamaño de sus iglesias en relación a la superficie en kilómetros de las localidades ¡son todas enormes!

La iglesia de Mosta

Mosta es una localidad del interior de Malta, cuyo principal atractivo turístico es su iglesia. Y tal como os señalábamos unas líneas más arriba, es de dimensiones considerables.

La siguiente imagen es una prueba de ello. Es una fotografía que tomamos desde el avión y en la que destaca sobradamente el tamaño de la iglesia y sobre todo, su cúpula.

Sus 37 metros de diámetro la convierten en la tercera más grande de Europa, por detrás de Santa Sofía en Turquía y de San Pedro en Roma.

Church Mosta Malta (12)

Mosta desde el aire.

Se trata en realidad de la Iglesia de Santa María de la Asunción, conocida como La Rotunda de Mosta.

Santa María de la Asunción

Fue en el siglo XIX cuando adoptó su aspecto actual, a partir de la construcción efectuada sobre la antigua iglesia de 1614. El incremento de población en la época motivó que una iglesia más grande fuera necesaria, y entre 1830 y 1860 fue construida por el arquitecto maltés George Grognet de Vasse.

Esto fue posible gracias a la colaboración de los vecinos, no sólo con aportaciones económicas sino con el trabajo físico de todos ellos, en especial las jornadas dominicales.

Church Mosta Malta (1)

Sorprende desde el exterior por su tamaño pero el interior no es para menos. La entrada es gratuita y a la entrada se ofrecen pañuelos para cubrirse hombros y piernas, como sucede en todas las iglesias del país.

Mosta Iglesia

En su diseño se aprecian detalles que recuerdan al impresionante Panteón en Roma, salvando las distancias, por supuesto.

Church Mosta Malta (10)

Cúpula de la Iglesia de Mosta

Se cuenta que, el 9 de abril de 1942, durante un bombardeo aéreo en la II Guerra Mundial, una bomba cayó en la iglesia, pero milagrosamente no explotó y todos los vecinos que se encontraban refugiados en el interior se salvaron de una muerte segura.

Hoy en día, una réplica de esa bomba puede admirarse en la sacristía de la iglesia, junto a la pequeña tienda de recuerdos y algunos objetos de la época.

Hace tan sólo unos días se han celebrado las fiestas patronales, concretamente el 15 de agosto. En Malta, las celebraciones religiosas suelen incluir un importante despliegue de fuegos artificiales, por lo que resultan siempre espectaculares, incluso para aquellos que no comparten el fervor religioso de su población.

Sin duda, merece la pena una visita a la iglesia en cualquier época del año, pero más aún en estas fechas.

Church Mosta Malta (3)

Fachada Iglesia de Mosta

Mosta se encuentra bien comunicada con el resto de la isla por diferentes líneas de autobús, que podéis consultar aquí.

Y si nos permitís una sugerencia, la lasagna que venden la pastizzeria frente a la parada de la iglesia ¡es espectacular!

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.