Parque Nacional de los lagos de Plitvice

El Parque Nacional de los lagos de Plitvice fue de lo mejor de nuestro recorrido en coche por Croacia y os recomendamos incluirlo en vuestra ruta.

Se encuentra en la zona centro del país y llegamos hasta allí después de un largo viaje en coche desde Istria. En realidad el problema no fueron los km recorridos sino el no prever que el último tramo sería por carreteras de montaña, algo pesado ya entrada la noche.

Nosotros preferimos alojarnos cerca del parque, así al día siguiente madrugar y no perder tiempo en desplazamientos. Os recomendamos totalmente el alojamiento, cuya dueña mantiene impecable ¡uno de los sitios más limpios donde nos hemos alojado! Plitvice House Pox, con parking gratuito.

Las entradas se pueden adquirir en las taquillas de una de las tres entradas del parque. Los menores de 7 años entran gratis y el precio de la entrada de adulto varía según temporada. Para el coche hay aparcamiento de pago y también es posible llegar hasta allí en bus.

Visitando Plitvize con niños

Si visitas el parque con niños esto no debería ser un problema. El nuestro entonces tenía un año y medio e hicimos uno de los recorridos más largos del parque. Llevábamos una mochila de trekking para que no se cansara y vimos algunas familias con un coche todoterreno para llevar a los niños, aunque en algunos puntos tenían que alzarlo.

Y como no todo es tan idílico como se cuenta, al final del recorrido ya estaba harto de mochila y quería dormir en brazos, así que nos tocó llegar hasta la última cascada con él alzado ¡pero valió la pena!

Recorrido por el parque de Plitvice

El parque una auténtica maravilla, con 16 lagos conectados entre sí, que en contraste con el verde de la vegetación forman unos paisajes espectaculares. El parque es enorme, considerando que los lagos sólo ocupan el 1% del total del territorio.

Una vez allí tienes que elegir una de las 7 rutas disponibles, en función del recorrido y la puerta de entrada al parque. Algunas incluyen un tramo en bus o barco para cruzar de un punto al otro.

Las rutas están perfectamente señalizadas, no hay riesgo de perderse durante el recorrido. Basta con ir siguiendo los carteles con la letra correspondiente al itinerario elegido.

La ruta también dependerá de la puerta por la que has accedido al parque, ten esto en cuenta para las vistas desde una u otra perspectiva.

A primera hora de la mañana no encontramos demasiada gente y la caminata fue bastante cómoda. Luego ya sí se fue notando la afluencia de gente y en algunos tramos había que detenerse esperando a que pasaran los que venían en otro sentido.

Fuimos a principios de junio, así que probablemente en temporada alta será complicado pasear sin agobios, pero seguro que siempre merece la pena.

¿Imagináis cómo será visitarlo en otoño? los paisajes tienen que ser espectaculares con esos colores y el parque está abierto todo el año, ¡tenemos que volver en estas fechas!

Después de un largo día tomamos rumbo a Biograd na Moru, nuestra siguiente etapa del viaje para visitar Zadar y Sibenik.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.