Viajar alojándose gratis (o casi)

Algunos no paran de viajar de un lado a otro y tú te preguntas ¿pero cómo lo hacen? mientras te mueres de ganas de hacer lo mismo… pues si es así, sigue leyendo porque aunque no vamos a revelar ningún secreto inconfesable, seguro que esta información te ayudará a ahorrar algo en tu próximo viaje.

Hoy en día es posible conseguir vuelos a muy buen precio, así que la clave podría estar en encontrar alojamiento económico o mejor aun ¡gratis!

Todos sabemos de la existencia del couchSurfing pero, no nos engañemos, no es esta una opción válida para todos. Los hay sibaritas que no quieren renunciar a la comodidad del hotel cinco estrellas, familias que necesitan espacio o aquellos en viaje romántico de fin de semana que requieren intimidad asegurada.

Vale que puedes encontrar experiencias de gente que, gracias al couchsurfing, se ha alojado en lugares de ensueño, compartido experiencias inimaginables o se han encontrado la casa para ellos solos, pero tú no quieres correr riesgos.

¡El couchsurfing no es para mi…! ¿cómo hago para gastar menos?

Si lo de alojarte en casa de otro no te preocupa pero no quieres convivir con nadie, puedes probar otra opción: House Sitting. Consiste simplemente en cuidar una casa mientras su propietario esta ausente. Esto, que puede sonar algo irreal, es totalmente cierto y prueba de ello son los cientos de ofertas que pueden encontrarse en webs especializadas, como MindMyHouse, HouseCarers o TrustedHouseSitters, entre muchas otras.

Algunos propietarios simplemente quieren asegurarse de que su casa no queda vacía durante su ausencia, otros piden que cuides de sus plantas, mantener el jardín libre de hojas o alimentar al gato. Las fechas se acuerdan previamente así como las condiciones del acuerdo. En algunos casos solicitan hacerse cargo de los consumos de electricidad o agua durante la estancia, pero esto suele ocurrir solo en caso de largas estancias.

Una opción similar es el intercambio de casas, en este caso mientras tu te alojas en casa de otra persona, alguien lo hace en la tuya. Igual no te seduce la idea de meter a un desconocido en tu casa mientras tú no estas, pero piensa que seguramente ellos tendrán la misma preocupación.

Al fin y al cabo es un intercambio y deberían dejar tu casa tan limpia y en orden como esperan encontrar la suya al regreso.

No obstante, es una opción muy interesante para los que tienen una segunda residencia, así no hay por qué pasar las vacaciones siempre en el mismo sitio. Ademas, hay mayor flexibilidad en fechas y es más fácil encontrar interesados. Algunos incluso hacen extensivo el intercambio al coche, ahorrando así en transporte ademas de en alimentación y alojamiento.

¿Tampoco te convence? Puedes entonces poner en alquiler una habitación o tu casa y viajar con lo que ganes del alquiler.

Y si ninguna de estas opciones va contigo porque sigues pensando que como en un hotel no se está en ningún sitio, todavía tenemos una opción que puede resultarte interesante: alojarte casi gratis en un hotel a cambio de ofrecer tu opinión después de la estancia, algo así como cliente misterioso en hoteles.

No es una estancia totalmente gratuita pero tampoco es complicado montarse una pequeña ruta obteniendo un considerable descuento cada noche.

¿Conoces alguna otra forma de viajar casi gratis? ¡Cuéntanosla!

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. diego rojas dice:

    hola soy colombiano tengo 40 años estoy viviendo en argentina quiero conocer italia me gustaría cambiar alojamiento por trabajo si alguien me puede dar informacion como hacerlo les agradezco su ayuda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.