Visita a Aranjuez

¿Quién no ha escuchado hablar del Real Sitio y Villa de Aranjuez, su archiconocido Palacio Real y jardines? Seguro que casi todos ¿verdad?, nosotros también, y es que a pesar de ser Paisaje Cultural Patrimonio de la Humanidad y encontrarse a poco más de 50 km de Madrid, nunca habíamos ido.

En Fitur 2015 estuvimos curioseando por el stand y solicitamos algo de información con la idea de acercarnos algún día para visitar la ciudad. La sorpresa llegó unas semanas después, cuando nos llamaron desde la oficina de turismo para comunicarnos que habíamos ganado una visita guiada a la ciudad y un paseo en barco por el río Tajo.

Decidimos aprovechar la ocasión y el primer fin de semana de marzo, con un sol espléndido, nos animamos a visitar Aranjuez.

Paseo por Aranjuez

Eran poco más de las 9 de la mañana cuando llegábamos a Atocha Renfe, para tomar el cercanías que en sólo 45 minutos nos dejaría en la estación de Aranjuez.

Renfe tiene además una oferta de tren + visita guiada por 12 euros (de septiembre a junio) y también se puede llegar hasta allí en el Tren de la Fresa, rememorando el recorrido del primer ferrocarril de la Comunidad de Madrid, segundo de España (el primero fue el de Barcelona-Mataró).

Hace unos años hicimos un recorrido similar en el Tren Medieval a Sigüenza, una interesante visita teatralizada con recorrido turístico por la ciudad incluido.

A las diez y media estábamos en la Oficina de Turismo (Plaza de San Antonio, 9) para recoger los tickets de las actividades. Allí coincidimos con uno de los organizadores del recorrido en barco, que nos indicó que estuviésemos en el punto de encuentro a las 4 de la tarde para poder realizar una visita guiada a los jardines ¡genial, no sabíamos que también estaba incluida!

Plaza de San Antonio

Plaza de San Antonio

Siguiendo las indicaciones que nos dieron llegamos a la Plaza de las Parejas, desde donde parte la visita guiada a la ciudad. Allí nos encontramos con Gloria, quién nos dio la bienvenida y nos pidió que esperásemos por dos personas que se retrasarían un poco, rato que aprovechamos para dar de comer al bebé.

Ella sería nuestra guía durante el recorrido de Aranjuez Imprescindible, que nos iba a mostrar los lugares más emblemáticos de la ciudad durante casi dos horas.

Nos encantó escuchar sus explicaciones y curiosidades sobre la historia de la ciudad, que ilustraba con imágenes de la época cuando correspondía. Se nota cuando alguien disfruta con su trabajo y se esfuerza por conseguir buenos resultados.

Visitamos los Jardines del Parterre, el exterior del Palacio Real, la Iglesia de San Antonio, la Casa de Godoy, el mercado de abastos, entre muchos otros lugares… ¡totalmente recomendada!

Mercado de abastos

Mercado de abastos

Por si os interesa, tienen otras visitas con muy buena pinta, como la Ruta de misterios y leyendas. El precio de cada visita es de 12 € y se puede reservar desde su web. La empresa se llama VisitAranjuez y están presentes en las redes sociales, algo que no ocurre con la oficina de turismo.

Al terminar nos fuimos hacia los Jardines de la Isla, estuvimos paseando un rato y buscamos un sitio cercano para comer.

Jardín de la Isla

Jardín de la Isla

La siguiente actividad era a las 5, pero el chico que encontramos por la mañana en la oficina de turismo nos dijo que estuviésemos a las 4 en la puerta de los Jardines del Príncipe para una visita guiada antes de la excursión en barco, y allí fuimos, puntuales.

En esta ocasión el grupo era bastante más numeroso, aunque las explicaciones de la guía también eran de calidad. Nos hizo un recorrido por los jardines explicándonos curiosidades sobre las fuentes y flora del lugar y pudimos ver una de las fuentes en funcionamiento.

Al finalizar se despidió de una parte de los asistentes, que ya habían hecho la excursión en barco por la mañana y al resto nos llevó hasta el embarcadero.

Jardines del príncipe

Jardines del príncipe

Fuimos de los últimos en subir a bordo, había muchísima gente y al intentar entrar el capitán nos miró y nos preguntó si íbamos con el grupo que acababa de pasar, respondimos que no y nos dijo: entonces ustedes no pueden subir.

Nos quedamos sorprendidos, primero nos invitan y ahora nos dice que no podemos subir ¿qué ocurre aquí? Afortunadamente, el chico con el que habíamos hablado por la mañana estaba allí detrás y le indicó que éramos los ganadores de Fitur.

Visiblemente molesto, nos dejó entrar, protestando porque no habíamos reservado previamente y un rato después, nos pidió las entradas de forma algo brusca. Fue un desagradable incidente que nos hizo sentir muy incómodos, nosotros habíamos avisado a la oficina de turismo que acudiríamos ese día, además por la mañana habíamos hablado con la otra persona de la organización y sabían de nuestra presencia.

Al finalizar el trayecto, el capitán aprovechó la salida para recriminarnos nuevamente el no haber reservado con anterioridad… en fin, no era necesario insistir. Ese incidente unido a que el paseo se limita a ver la orilla del rio, algunos patos y un trivial para niños, nos hizo sentir que podríamos haber aprovechado el tiempo visitando la Casa del Labrador ¡lástima!

Dimos entonces un paseo por el casco histórico, merendamos y mientras oscurecía, tomamos algunas fotos antes de encaminarnos hasta la estación para tomar el tren de vuelta a Madrid.

Palacio Real de Aranjuez

Vista nocturna del Palacio Real de Aranjuez

Estábamos cansados, pero el día había estado entretenido conociendo un nuevo lugar y sobre todo, disfrutando del buen tiempo poco habitual todavía en estas fechas.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.